Algunos Medicamentos y Dispositivos Médicos Vienen con Efectos Secundarios Dañinos

Las compañías farmacéuticas y los fabricantes de dispositivos médicos son parte de una industria multimillonaria de la que casi todos los residentes de EE.UU. tendremos que comprar algo en algún momento de nuestra vida. Desafortunadamente, con tanto dinero en juego, algunas veces las empresas lanzan demasiado rápido al mercado medicamentos o dispositivos antes de que éstos hayan sido completamente probados, o sin darse cuenta de lo grave que pueden ser algunos de los efectos secundarios; en ocasiones incluso evaden las regulaciones vigentes del Departamento de Control de Alimentos y Medicamentos — la agencia en la que normalmente confiamos para detectar este tipo de cosas apropiadamente.

Algunas personas son suficientemente afortunadas como para no ser afectadas negativamente por estos fármacos perjudiciales o productos peligrosos, pero otras no lo son tanto. Si usted es una de esas personas desafortunadas, necesitará a nuestro equipo de Abogados de Accidentes e Incapacidad de Monge & Associates para que le consigamos la compensación que usted merece — cualquiera que sea su estado legal — por los perjuicios que ha sufrido. Nuestra firma ofrece garantía de satisfacción al 100 por ciento y su primera consulta totalmente gratis, así que llámenos al 1-800-899-5696.

¿Ha sufrido lesiones o padecimientos debido a alguno de estos productos?

Nuestro despacho de abogados de lesiones ayuda a personas de todo el país que han sido dañadas por un medicamento o dispositivo en el que confiaban para mejorar su salud. Con frecuencia representamos a víctimas de:

  • Pradaxa. Se supone que este medicamento es para reducir el riesgo de derrame cerebral en pacientes con ciertas enfermedades del corazón, pero se ha sabido que puede causar hemorragias internas severas.
  • Actos. Creado para tratar a pacientes con diabetes tipo 2, Actos está relacionado con cáncer de vejiga, insuficiencia cardíaca, insuficiencia hepática, edema macular y fracturas óseas. Su forma genérica, la pioglitazona, se vende como un producto de un solo ingrediente y también se vende en combinación con metformina (Actoplus Met, Actoplus Met XR) y glimepirida (Duetact).
  • Accutane. Se ha pensado que este medicamento — popular anteriormente para el acné severo — puede causar defectos de nacimiento y formas de enfermedad inflamatoria del intestino, incluyendo la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.
  • Fosamax. Fosamax fue aprobado para el tratamiento de la osteoporosis postmenopáusica, sin embargo, se ha sabido que, en lugar de fortalecer los huesos, causa fracturas atípicas de fémur sin motivo aparente.
  • Dilantin. Se utiliza como un medicamento contra las convulsiones, pero puede causar muchos efectos secundarios diferentes que podrían incluir los más graves como el síndrome de Stevens–Johnson y la necrólisis epidérmica tóxica.
  • Implantes de cadera Stryker. Stryker retiró del mercado sus  sistemas modulares de implante de cadera Rejuvenate y ABG II después de que éstos mostraron signos de corrosión y desgaste. Una vez dentro del cuerpo, algunos trocitos de escombro metálico se desprendieron de los implantes en algunos pacientes y les causaron dolor, falla prematura e incluso la muerte.
  • Implantes DePuy. Estos dispositivos de implante de cadera causaron que las personas experimentaran dolor y efectos secundarios graves como: reacciones alérgicas a los desechos metálicos, pseudotumores e intoxicación por cobalto o cromo. Debido a esto, DePuy retiró del mercado su sistema de recubrimiento de cadera (resurfacing) ASR y su sistema acetabular de reemplazo total de cadera ASR XL — aunque algunos dispositivos con función similar permanecen aún en el mercado.
  • Malla vaginal y transvaginal. Aunque fue originalmente creada para ayudar a mujeres que sufren de prolapso de órganos pélvicos y de incontinencia urinaria de esfuerzo, la malla transvaginal parece haber causado más daños que beneficios. Uno de los efectos secundarios más comunes se llama erosión, que se produce cuando los bordes ásperos de la malla sintética se desplazan a través de la mucosa y de los órganos vaginales.

Póngase en contacto con nuestro equipo de abogados expertos en medicamentos nocivos y productos peligrosos

La mayoría de los medicamentos y dispositivos médicos cuentan con advertencias de efecto secundario, pero cuando esos efectos secundarios van más allá de lo que es aceptable, usted  necesita comunicarse con un abogado que pueda representarlo frente a las grandes compañías farmacéuticas. Usted no merece sufrir más por el dolor que le han causado, y nosotros lucharemos para asegurarnos de que su voz sea escuchada.

Contáctenos en el 1-800-899-5696 hoy para una consulta gratuita. Su estado legal no será problema en la mayoría de los casos.