Entendiendo los Tipos de Negligencia y Abuso en Guarderías — y cómo Tomar Acción Contra Éstas

Casi 300,000 niños menores de 6 años en Georgia tenían ambos padres en el ámbito laboral en 2011, según la Asociación Nacional de Agencias de Referencia y Recursos para el Cuidado Infantil. Adicionalmente, 225,000 niños menores de 6 años en Georgia vivían con un padre soltero que trabajaba. Muchos de estos niños pasaron al menos un tiempo en una de las 2,339 guarderías registradas o en uno de los 2,549 hogares de guardería familiar registrados ubicados en todo el estado. (Otros padres dependen de guarderías sin licencia y proveedores de cuidado infantil informales para que cuiden a sus niños).

A veces los proveedores de cuidado infantil no cumplen con la importante responsabilidad que los padres les confían. En los casos más tristes, el personal de la guardería daña intencionalmente a los niños, pero el descuido también puede tener consecuencias devastadoras cuando vidas jóvenes y frágiles están en juego.

Si usted ha puesto su confianza en una institución para el cuidado de los niños, y su niño o niña ha sufrido daño físico o emocional debido a la negligencia de un proveedor del cuidado, usted merece justicia para él o ella.

Estamos aquí para ayudar. Nos apasiona defender a los niños en casos de abuso y negligencia en las guarderías.  Contáctenos hoy mismo o utilice nuestro formulario en línea para una consulta gratuita. Su estado legal no será problema en la mayoría de los casos.

Obligaciones de las Guarderías

Georgia tiene una serie de normas destinadas a proteger a los niños en las guarderías. Los proveedores de cuidado infantil deben registrarse si cuidan tres niños o más, incluso si proporcionan el cuidado en una casa. También existen requisitos relacionados a los empleados de guarderías: Según el Departamento de Recursos Humanos de Georgia, deberá efectuarse una revisión de antecedentes penales de todos los directores y empleados de guarderías, casas hogares, y hogares de guardería familiar.  Cualquier adulto que viva en un hogar de guardería familiar y que juegue un rol importante en el cuidado infantil también deberá someterse a una verificación de antecedentes penales. Cualquiera que tenga una condena por un delito tiene prohibido trabajar en un centro de cuidado infantil, a menos que circunstancias especiales justifiquen una excepción.

Las normas y las regulaciones para los centros de aprendizaje infantil encontradas en el Código de Georgia resumen una serie de requisitos diferentes para los centros de cuidado infantil, por ejemplo, el capítulo 290-2-3 se aplica a los hogares de guardería familiar, que son guarderías que tienen entre tres y seis niños. Este capítulo impone requisitos relacionados con el acceso de los padres; personal y supervisión; registros; actividades infantiles; nutrición y servicio de alimentos; salud, seguridad y disciplina; equipos y suministros; y edificios y terrenos del centro de atención.

Todas las instalaciones de las guarderías deben ser operadas dentro de los criterios apropiados encontrados en la sección de código correspondiente. Se puede encontrar una lista detallada de estos criterios para cada tipo de guardería o centro de cuidado infantil en el sitio web del Georgia Department of Early Care and Learning (Departamento de Aprendizaje y Estimulación Temprana de Georgia).

Negligencia y Abuso Infantil en las Guarderías

Aunque existan leyes que exigen que las guarderías estén autorizadas y calificadas, y haya procedimientos de investigación para tratar de identificar las guarderías que no cumplen con los estándares, aún así los niños pueden ser lastimados. Los niños pueden ser víctimas de una serie de diferentes tipos de negligencia o abuso en las guarderías, incluyendo:

  • Abuso físico – El abuso físico incluye golpear, manotear o castigar físicamente a un niño, o tocar a un niño de manera violenta. Según los lineamientos en el capítulo 290-2-3.11(3), los proveedores tienen prohibido imponer castigo corporal; aislar a los niños en cuartos oscuros, armarios o zonas sin supervisión; o restringir al niño el acceso al baño.
  • Abuso sexual – Además del contacto sexual inapropiado como el acto sexual, las caricias o la violación, el abuso sexual también puede incluir la exposición de un niño a la pornografía o a una conversación sexualmente explícita.
  • Abuso verbal – Los proveedores de cuidado infantil tienen prohibido humillar o abusar verbalmente a un niño. Los comportamientos prohibidos incluyen: hacer amenazas, usar lenguaje obsceno, o hacer comentarios denigrantes o despectivos acerca de un niño o de su familia.
  • Controlar a los niños con medicamento – Ningún proveedor de cuidado infantil tiene  permitido medicar a un niño sin el consentimiento de los padres y autorización médica por escrito de un profesional autorizado.
  • Utilizar dispositivos de sujeción para disciplinar o controlar a los niños – Esto está prohibido para los centros de cuidado infantil familiar bajo el mandato 290-2-3.11(3) y para otras instalaciones de atención bajo disposiciones similares del código.
  • Supervisión inadecuada u otra negligencia  – Si los proveedores del cuidado o el personal son extremadamente descuidados al supervisar a los niños, protegerlos o velar por su seguridad, la guardería será considerada responsable de cualquier daño que resulte — incluso si no hubo abuso intencional o malicia.

Tomando Medidas Contra el Abuso o la Negligencia en las Guarderías

Si usted ha puesto su confianza en un proveedor de cuidado infantil o en una guardería y su hijo ha resultado lastimado porque alguien, en las instalaciones de la guardería, intencionalmente le hizo daño o fue negligente al supervisarlo, usted tiene derechos legales. Puede promover una demanda civil contra la guardería para obtener una compensación por los perjuicios que han soportado su hijo y su familia, sea cual sea su situación migratoria.

Nosotros podemos ayudarle a determinar quién debería ser responsable legalmente por las lesiones de su hijo. Coadyuvaremos para recabar la evidencia que se necesita para probar su caso y poder recuperar una indemnización tanto por gastos médicos como por otros daños, tales como: dolor y sufrimiento, y estrés emocional. Si la negligencia o el abuso de la guardería condujo a la muerte de su hijo, también le ayudaremos a recuperar indemnización por daños y perjuicios de homicidio imprudencial o involuntario, y de esta manera conseguir alguna medida de justicia para su familia.

Para averiguar más sobre cómo podemos poner nuestra experiencia legal a trabajar para usted en casos de negligencia de las guarderías, comuníquese con nosotros hoy o utilice nuestro formulario en línea. La consulta es siempre gratis, y usted no pagará honorarios de abogado si no le conseguimos una compensación.