Abogados de Lesiones que Representamos a las Víctimas de Mordidas de Perro

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) establecen que los perros muerden a más de 4.7 millones de estadounidenses cada año. De esas víctimas, casi 400,000 requieren tratamiento médico de emergencia; 16 de ellas mueren. Los Pitt Bull, Rottweiler, Pastor Alemán, Husky y Doberman son considerados los perros más peligrosos.  Los niños y los ancianos son las víctimas más frecuentes.

Si usted es víctima de mordida de perro, es importante que contacte a un abogado experto en mordidas de perro ahora mismo para averiguar sobre sus derechos y opciones legales. Existen varias maneras en que usted puede responsabilizar legalmente al dueño del perro y conseguir el dinero para pagar por sus lesiones físicas y emocionales, y por otros perjuicios.

Estamos aquí para asistirle. Tenemos muchos años de experiencia ayudando a las víctimas de ataques de animales en todo el sureste y en Georgia, incluyendo ataques en: Decatur, Lithonia, College Park, East Point, Stone Mountain, Norcross, Conyers, Riverdale, Duluth, Fayetteville y Loganville.

Para una consulta gratuita, llámenos hoy o llene nuestro formulario en línea. Vamos a trabajar incansablemente para conseguir el resarcimiento legal que usted se merece. Y recuerde: No importa su estado legal.

Los Abogados Conocemos la Ley de Mordidas de Perro de Georgia One-Bite Rule

Los abogados de mordidas de perro de Monge & Associates tenemos amplio conocimiento de las leyes de mordidas de perro. Nosotros sabemos lo que la ley exige para conceder una compensación por lesiones o por una demanda de homicidio involuntario o negligente que surja a partir del ataque de un perro, y sabemos cómo recolectar esa evidencia y presentarla de manera que maximice la indemnización en un acuerdo fuera de la corte o del veredicto de un jurado.

Por ejemplo: Bajo la Dangerous Dog Law (ley de perro peligroso) de Georgia, usted puede tener derecho a la reparación del daño a través de lo que se denomina One-Bite Rule (regla de una mordida). Esto requiere demostrar que:

  • El perro era peligroso o bravo;
  • El dueño conocía esa característica;  y
  • El dueño descuidó al perro o le permitió que anduviera suelto.

Esto se llama la regla de una mordida, y usted tiene que establecer que el dueño sabía, o debía haber sabido, que el perro podía atacar y dañar a los demás.

En su caso también puede aplicar una ley de 2012 conocida como: Responsible Dog Owner Law (ley de propietario responsable del perro). La ley define a un “perro peligroso” como aquel que causa una perforación sustancial en la piel de una persona con sus colmillos; que ataca agresivamente; o que mata a una mascota mientras está fuera de  la propiedad de su dueño. También se define como aquel que causa lesiones graves a una persona en un ataque, o mientras la persona está intentando escapar.

Usted puede demostrar que el propietario debía haber sabido de las características peligrosas o feroces del perro, manifestando, por ejemplo, que el perro mordió o atacó a otro, o incluso, que mostró sus colmillos y le gruñó o le ladró maliciosamente a alguien.

Si el dueño falló en mantener al perro encerrado o restringido de manera adecuada, permitiéndole deambular por el vecindario, usted puede tener derecho a indemnización.

Los Abogados Podemos Utilizar las Leyes Locales de Correa para Conseguirle una Indemnización 

Otra forma en que la ley de perro peligroso de Georgia permite a las víctimas de mordidas de perro obtener dinero por sus lesiones y perjuicios, es mostrando violaciones a los reglamentos de correas locales. Esto requiere probar que:

Un estatuto local de la ciudad o del condado requería que el perro tuviera bozal; que estuviera encerrado; atado con correa; o de otra forma, restringido; y

El dueño del perro violó esta ley al permitir que el perro anduviera suelto o por no encargarse adecuadamente de éste.

Para conseguirle dinero podemos examinar los hechos de su caso y determinar si el perro que lo atacó debió haber sido restringido bajo un reglamento de correas.

Defendemos a las Víctimas de Mordidas de Perro

Una mordida de perro puede resultar en lesiones graves — huesos rotos o dislocados, cortadas que requieren múltiples suturas, desfiguración e infecciones — o incluso la muerte. Quizás usted requiera visitar una sala de urgencias, someterse a cirugía (incluyendo cirugía plástica), y soportar un período largo y doloroso de rehabilitación física, lo que puede causar salarios caídos y detrimento a su calidad de vida.

Por eso es fundamental contar con un abogado que defienda sus derechos y proteja sus intereses después de haber resultado lesionado gravemente en un ataque de perro.

Los Abogados de Accidentes e Incapacidad de Monge & Associates investigaremos a fondo los hechos de su caso. También revisaremos cada fuente de compensación disponible para usted; por ejemplo, quizás la póliza de seguro de la casa del dueño del perro pague por sus lesiones y pérdidas. Si el perro ha sido clasificado como peligroso o bravo, el dueño debería haber sido obligado por ley a contar con un seguro de responsabilidad civil o un bono por $50,000.00.

La compañía de seguros del dueño del perro puede alegar que usted provocó el ataque, pero nosotros podemos contrarrestar esas tácticas y asegurarnos de que usted obtenga el monto total de la indemnización que se merece.

Comuníquese Hoy Mismo con nuestros Abogados de Mordidas  de Perro

Si usted ha sufrido una lesión grave o la muerte de un ser querido debido al ataque de un perro, póngase en contacto con nuestro equipo de abogados de mordidas de perro de Monge & Associates hoy. Nosotros evaluaremos sus opciones legales y protegeremos enérgicamente los derechos de los lesionados sin importar su situación migratoria.

Llámenos hoy mismo o utilice nuestro formulario en línea. Usted puede programar una consulta gratuita.

Recuerde: Si no ganamos… no cobramos.